Cactus Orquídea – Crítica a la obra teatral

0

En la calle Venezuela al 3340, se encuentra ubicado el Teatro Anfitrión. Al ingresar, se puede observar un pequeño bar, con barra incluida en donde los espectadores toman algo hasta el comienzo de la misma; sillones, sillas y mesas componen este pequeño lugar. En la pared, están presentes las críticas que distintos medios han hecho de la obra; debido a que Cactus Orquídea está en cartel por cuarto año consecutivo. Un teatro muy lindo, espacioso y con una excelente ubicación desde cualquier butaca.

La obra se propone modificaciones de escenarios constantes y múltiples historias, dentro de una historia central que tiene como protagonista a dos personajes: Isaías e Imelda, que por cuestiones del destino se conocen en un bar, el joven escribe folletos turísticos pero se encuentra cansado de hacer eso y sin embargo lo necesita hacer por subsistencia, con el objetivo de cumplir su verdadero sueño: escribir una novela. De modo, que con una computadora portátil, busca en el bar la inspiración que lo motive a conseguir una buena historia que contar y ese punto lo logra gracias a la presencia de esa bella joven, que se ríe de sus folletos y con la que dialoga un buen rato con el deseo de que le cuente algo que sea digno de novelar y será allí donde la historia contada que es verdadera, será ficcionada por el autor. La historia que atrapó al novelista se basa en un ferretero llamado Boris y en su ayudante Peque, esta dupla que hará de las suyas, haciendo al público tentar de risa con sus chistes y sus disparatados argumentos; Boris pierde a su esposa y su vida se desmorona, con lo que decide ir a un museo todos los días, para tocar pinturas y pensando en su inconsciente que una de ella es su mujer, él necesita un último adiós con ella y eso será posible gracias a la intervención de dos personajes: Densel, un profesional que al morir su abuela se queda con un libro de fotos de bares y una bolsita con semillas. Esta última adquisición parece no tener sentido, pero será la encargada de cumplir el sueño de Boris; aquel de reencontrarse con su difunta esposa.



Esmeralda, es una joven que trabaja en una cafetería y que ama las plantas, Densel habitué en el lugar decide regalarle sus semillas a esta, para que las plante y le salgan flores. Una de estas plantas es gris y es la que hará posible la unión de Boris y su mujer. Un espectáculo que atrapa, por los cambios de escenario constantes, en donde marcos y maderas se transforman para desarrollar distintas partes de la historia, los actores realmente buenos, demostrando su actuación con gritos y risas, provocando una experiencia muy real; una historia llena de magia, pero a la vez realista, un encuentro que hizo que el novelista tuviera historias para inspirarse y una mujer que contando algo que le llamó la atención, quedará grabada por siempre en un libro.

Funciones: Sábados a las 21 hs
Teatro: ANFITRION (Venezuela 3340, CABA)
Duración: 75 minutos

Ficha técnico artística:
Autoría: Cecilia Meijide
Actúan: Lucas Avigliano, Nacho Bozzolo, Nacho Ciatti, Laila Duschatzky, Maria Estanciero, Gaston Filgueira Oria
Vestuario: Gustavo Alderete
Escenografía: Javier Drolas, Soledad Ruiz Calderón
Iluminación: Santiago Badillo
Objetos: Mariana Meijide
Música original: Guillermina Etkin
Operación de luces: Francisco Varela
Fotografía: Soledad Hernández, Francisco Iurcovich
Entrenamiento corporal: Damiana Poggi
Asistencia de dirección: Lucila Frías
Coreografía: Diego Rosental
Dirección: Cecilia Meijide

 

Summary
Cactus Orquídea - Crítica a la obra teatral
Article Name
Cactus Orquídea - Crítica a la obra teatral
Description
Cactus Orquídea. En la calle Venezuela al 3340, se encuentra ubicado el Teatro Anfitrión. Al ingresar, se puede observar un pequeño bar
Author
Publisher Name
Info del Espectáculo
Publisher Logo
Compartir.